Celiaquía y control de la ingesta puntual de gluten

La celiaquía o intolerancia al gluten produce una enfermedad digestiva que daña al intestino delgado y altera la absorción de vitaminas, minerales y demás nutrientes.

El gluten se encuentra en cereales como el trigo, la cebada, centeno y en la avena, siempre que no esté certificada como libre de gluten.

La celiaquía es  autoinmune. Las vellosidades del intestino delgado quedan deterioradas por las proteínas del gluten.

Los síntomas de la celiaquía son: dolor abdominal, gases o indigestión, estreñimiento o diarrea, disminución del apetito, náuseas y vómitos, pérdida de peso.

Todos sabemos que cuando vamos a un restaurante y preguntamos por comida sin gluten nos dicen que si , pero ¿quien nos asegura que en la cocina no ha habido contaminación? Existen varios productos en el mercado que para estos casos funcionan muy bien, son unos comprimidos que se toman justo antes de la comida y que evitan que si ingerimos algo de gluten las vellosidades intestinales no se inflamen. Un ejemplo de ello es el tolerance de laboratorios inovance.

La celiaquía no se cura. Sólo se puede tratar con una estricta dieta sin gluten. Para desayunar puedes probar estos exquisitos cereales Muesli de avena y chocolate  o pan de flores con quinoa.

A lo mejor el mediodía te apetece un plato de pasta fusilli, está de rechupete.

Te recomiento que leas el libro  La solución autoinmune escrito por la doctora Emy Mayers en el que expone su enfoque, clinicamente probado, para prevenir la evolución de los síntomas asociados a la inflamación, como es el caso de celiaquía.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Virus y como Naturlider nos puede ayudar

Introduccción a productos naturales, ecológicos, biológicos