DIA INTERNACIONAL DEL IMPLANTE COCLEAR 25 de Febrero

 La tecnología para volver a oír


El implante coclear es uno de los grandes avances médicos de la historia reciente y el más importante en el ámbito de la salud auditiva.

La implantación coclear es una tecnología relativamente nueva que ha revolucionado el mundo de la deficiencia auditiva profunda porque permite percibir sonidos y entender el habla a personas que no lo podían hacer de manera natural. El primer implante se realizó en Francia en 1957, pero la tecnología no llegó a España hasta 1985, y hasta 1990 no se autorizó en un centro público, el Hospital Universitario de Salamanca, a llevar a término esta operación. En estos años, los implantes han experimentado una gran evolución, ello ha permitido crear procesadores de sonido más pequeños, cómodos y eficaces.

A diferencia del audífono, que es un dispositivo externo que amplifica el sonido, útil para personas con pérdidas auditivas leves y moderadas, los implantes cocleares están indicados para personas con hipoacusia neurosensorial de severa a profunda. La razón es que, si el daño del oído es demasiado grave, amplificar el sonido con un audífono tradicional no soluciona el problema. En el caso de las pérdidas auditivas denominadas neurosensorial es, las células ciliadas del oído interno están demasiado dañadas o son insuficientes para proporcionar una audición correcta. Los implantes cocleares funcionan como un transductor, transforman el sonido en señales eléctricas al nervio auditivo, evitando las células dañadas. El nervio auditivo envía las señales generadas por el implante, al cerebro y el cerebro las reconoce como un sonido.

Tecnología punta

Los implantes cocleares son dispositivos de alta tecnología que constan de dos partes. La parte externa, que es visible, consiste en un procesador de sonido, cable, micrófono y antena, y la interna es un receptor que se coloca mediante cirugía debajo de la piel, en el hueso temporal. Las dos partes, externa e interna, se ponen en contacto a través de un imán.

En la actualidad, se estima que hay más de 20.000 personas implantadas en España, según datos de la Federación de Asociaciones de Implantes Cocleares (AICE), de las cuales un 60 por cien son adultos y un 40 por cien son niños.

Un equipo multidisciplinar de especialistas tiene que valorar cada caso de forma individual y, después de realizar una serie de pruebas, determinar si la persona con pérdida auditiva severo-profunda bilateral (en los dos oídos) es o no candidato a un implante. Esta indicado tanto en personas con hipoacusia congénita como para aquellas personas que han perdido la audición de forma repentina o progresiva. En niños con pérdida auditiva, especialmente en los que todavía no han aprendido a hablar, se recomienda el implante entre los 12 y 18 meses de edad, ya que la audición tiene un papel muy importante en el desarrollo del lenguaje. En el caso de los adultos, no hay un límite de edad máximo para un implante coclear.

También son candidatos adecuados para un implante coclear, los adultos que hayan utilizado previamente un audífono y, que por lo tanto, puedan hablar y tengan una memoria auditiva.

La recuperación de la intervención quirúrgica dura entre tres y cinco semanas, después se conecta el implante a la parte exterior del dispositivo y se realiza el calibrado utilizando un programa individualizado. En este momento ya se puede empezar el proceso de re-educación auditiva.

Resultados del implante

Oír a través de un implante coclear es distinto a oír con audición natural y aprender puede llevar un tiempo. Los resultados varían en función de la edad en la que se perdió la audición y el tiempo transcurrido entre la pérdida de audición y el implante coclear. En los niños, los mejores resultados se obtienen con la implantación a una edad temprana. 

Se necesita tiempo y rehabilitación para aprender a interpretar las señales que se reciben de un implante coclear. Se calcula que la rehabilitación dura, entre seis meses y un año. Después de un año de uso, la mayoría de las personas con implantes cocleares consiguen resultados importantes en la comprensión del habla.

Los resultados finales dependen década paciente, pero en general, se recupera la sensación auditiva, se distinguen sonidos diferentes, se identifican los más cotidianos, mejora el control de la voz propia y facilita la comprensión de las conversaciones.



Foto: https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Cochlear_implant2.jpg



Comentarios

Entradas populares de este blog

Virus y como Naturlider nos puede ayudar

Celiaquía y control de la ingesta puntual de gluten

Introduccción a productos naturales, ecológicos, biológicos